Lo que tienes que saber antes de alquilar una autocaravana

La demanda de alquileres de motorhome crece cada vez más, con reservas al 80%, atendiendo a datos facilitados por la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning. Especialmente este verano, ya que el coronavirus ha trastocado los hábitos vacacionales de miles de españoles, que han abandonado sus planes de viajar al extranjero. Ahora aumenta el interés por descubrir nuevos rincones de nuestro país. Estos viajes son ideales para quienes buscan disfrutar de la flexibilidad, la comodidad y el distanciamiento social. Además, permite reducir los costes, disfrutar de la naturaleza y tener una plena sensación de libertad. Por estos motivos vemos cómo alquilar una motorhome es una alternativa muy rentable, ahora bien, antes de hacerlo hay que saber qué cosas tener en cuenta. Vamos a ver una serie de consejos que pueden resultar muy útiles.

¿Cuánto quiero gastar?

El precio del alquiler de una motorhome va a depender de varios factores, como pueden ser el modelo, la temporada y el número de días de alquiler. Encontrar el precio que buscas tomará un tiempo, por eso es aconsejable que lo hagas con anticipación y compares entre diferentes compañías para saber qué es lo que mejor se ajusta a tu presupuesto.

Recuerda también que, por lo general, a mayor tamaño de motorhome, mayor consumo de combustible. Sin embargo, si el vehículo es demasiado pequeño para el número de personas que vayáis de viaje y apenas se puede cocinar o estar cómodo, es posible que se acaben por hacer más gastos al irse a comer o a hacer otras actividades fuera de la misma.

Año de fabricación

Esto no es siempre una garantía, pero lo habitual es que un vehículo nuevo presente menos problemas que uno con más de cinco años de antigüedad. Por eso es buena idea mirar el año de matriculación.

El seguro

Este punto es especialmente importante, pues, aunque los alquileres ya no son tan altos como hace unos años, si se tiene algún percance y el seguro contratado no lo cubre es posible que la reparación suponga un coste importante. Por eso es siempre mejor idea ir cubierto, en especial si es tu primera vez conduciendo una motorhome, pues tiene dimensiones más grandes que un utilitario normal.

¿Qué modelo necesito?

Otro de los puntos importantes es escoger el tipo de vehículo que se ajuste mejor a nuestro viaje. Para ello no sólo hay que tener en cuenta el número de personas que viajarán con nosotros, sino también qué queremos, es decir, maniobrabilidad, confort interior, que tenga cocina, espacios amplios, etc. Para ello habrá que elegir entre las camper, que resultan perfectas para parejas o grupos reducidos que quieren viajar sin demasiados lujos. Las integrales, para quienes buscan mayor calidad y confort; las capuchinas, que añaden un espacio sobre la cabina del conductor a modo de dormitorio, y, por último, las perfiladas, similares a estas últimas, pero con mayor maniobrabilidad.

¿Qué incluye el equipamiento?

No todos los alquileres incluyen el mismo equipamiento, por eso es importante preguntar qué va incluido en el alquiler. Lo más usual es que cuente con vajilla, utensilios de cocina, ropa de cama, e incluso asientos infantiles, pero nunca está de más preguntar si influye GPS, bombonas, cadenas, etc.

Recargas y residuos

No es que las motorhome requieran de mucho mantenimiento, pero sí hay que saber cómo llevar a cabo ciertas operaciones básicas para que el viaje avance sin percances. Rellenar el agua, recargar energía o gas y deshacerse de los residuos (en el lugar adecuado), son tareas que tendrás que hacer necesariamente. Por eso, si no te explican cómo se hace la empresa de alquiler, deberías preguntarlo.

Dónde pasar la noche

La ventaja de este tipo de vehículos es que tienes una libertad increíble, de hecho, podrías parar y dormir casi en cualquier lugar. Pero si quieres hacer vaciado de aguas grises o negras, o la recarga de agua y energía, vas a necesitar un lugar apropiado para ello (áreas de estacionamiento de autocaravanas o campings).

Cuida la velocidad

El Reglamento General de Circulación establece una velocidad máxima de 90km/h en carreteras convencionales y de 100km/h en autovías y autopistas. En el resto de vías, la velocidad permitida es de 80km/h, excepto en ciudad, donde se mantiene el mismo límite que los turismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: