De ruta por Catalunya

Cataluña goza de buen clima en cualquier época del año, pues incluso el invierno cada vez es más caliente. Además, es el lugar ideal para hacerse una ruta en motor home, o lo que es lo mismo, una caravana. ¿Te vienes con nosotros es un recorrido lleno de contrastes en el que la naturaleza, la arquitectura y la playa son las protagonistas?

Un recorrido por Cataluña muy especial

Más de 580 kilómetros de costa, ciudades históricas y bosques sin igual, son algunas de las características de esta comunidad autónoma.

Una ruta por la gastronomía catalana

La comida es un bien cultural en España, comer nos encanta y siempre buscamos una excusa para juntarnos a hacerlo. Cataluña no es menos, y sus tierras ofrecen productos únicos y especiales de los que puedes disfrutar. Coge tu motor home y ponte en marcha por los rincones más inéditos en los que degustar las maravillas de la gastronomía catalana.

Por ejemplo, otoño es la época perfecta para probar las muchas setas que ofrece la tierra catalana como los rovellots por ejemplo. Los guisos y civets los puedes encontrar en las zonas más rurales acompañados de una chimenea ardiente en un espacio acogedor.

Las carnes, truchas de río y quesos artesanales son protagonistas de la gastronomía de la zona de los pirineos. Bien merece la pena conducir tu motor home por esta comarca y darle un lujo a tu estómago. No olvides probar los calçots, las cebolletas tiernas con una salsa muy elaborada que solo se come en esta parte del país.

Hacia la ciudad condal

Desde los Pirineos nos vamos hacia Barcelona, siguiendo la línea del Ebro, paisaje que nos ofrece campos de arroz, cítricos y alcachofas; los ingredientes perfectos para un arroz de marisco, propio de la gastronomía marinera de esta tierra.

La Barcelona actual es monumental, moderna, artística y llena de contrastes. Una de las paradas obligadas son sus mercados tradicionales, algunos de los cuales datan de varios siglos atrás. Entre ellos destaca el Mercado de la Boquería, en el que los puestos de frutas y verduras de todos los rincones del mundo, lo convierten en algo especial. Pero no es el único, ya que el de Santa Catarina, la Barceloneta o el de la Llibertad también son joyas de arquitectura en hierro que merece la pena conocer.

Centro de Cataluña

El centro de esta comunidad está salpicada de edificios románicos y en su gastronomía no hay que dejar de probar sus variados embutidos de cerdo, el fuet especialmente.

Digamos que aquí, en este lugar de Catalunya, se come como antes, con productos de la tierra y sin químicos ni aditivos.

La Costa Brava

No podemos llevar nuestro motor home a casa sin ver la Costa Brava, kilómetros de calas y pueblos marineros que enamoran a todo el que las visita.

Cabe destacar en esta zona la gamba de Palamós, mundialmente reconocida por su potente sabor. Fue en esta zona en la que a alguien se le ocurrió mezclar los excelentes productos del mar con los más tradicionales de la tierra, creando una modalidad de plato que hasta el día de hoy se conoce como mar y tierra.

Las viñas de Cataluña

El vino es uno de los protagonistas de la gastronomía catalana. Existen más de 11 denominaciones de origen, siendo la más importante la del Penedés, donde existen más de 500 bodegas, incluidas las de cava.

Muchas de estas ofrecen catar los vinos o pasear por sus viñedos a pie, en coche, en bicicleta o en segway. Incluso los hoteles ofrecen tratamientos de vinoterapia.

¿Se te ocurre una mejor manera de recorrer Cataluña que en tu motor home? Hacerlo te ofrece oportunidades varias de conocer durante el tiempo que quieras todos los contrastes que Catalunya posee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: